martes, 24 de abril de 2012

DE QUE NADA SE SABE

Este libro me gustó mucho por la forma de pensar del actor principal (médico legista), por su ironía ante la muerte y por su sarcasmo ante la vida. También porque nombra las calles de Quito y es como estar ahí cuando leo el libro, puedo imaginarme el relato cuando salgo de mi casa. Lo que más me impactó es cómo el médico legista (Arturo Hernández) narra todas y cada una de las formas en que mueren los que llegan a la morgue, como si él hubiese estado allí.

Si pudiera cambiar el final me gustaría que no maten a Wilfrido, jeje, porque él no sabía de lo que se trataba aquel "trabajito", él era inocente!!!

Si yo fuera un personaje de este libro sería el médico legista porque quisiera saber cómo son sus sentimientos frente a su vida profesional.

En cuanto a la película "Cuando me toque a mi" dirigida por Víctor Arregui me pareció muy interesante aunque no me la imagina así, sin embargo me gustó mucho.

Si pudiera hablar con el autor del libro le preguntaría qué le inspiró a escribir sobre este tema y qué pensó al momento de terminar la obra.


Sobre el autor
Alfredo Noriega nació en Quito. Fue miembro del taller de literatura de Miguel Donoso Pareja a principios de los 80 y fundador del colectivo La pequeñalulupa. En 1985 se instaló en París donde estudió lingüística. Ha publicado Desasitios (1998), De que nada se sabe (Alfaguara, 2002), La pared norte, Yanasacha (2005), 9 mm parabellum (2008) y La erupción (2010). Ha escrito las obras de teatro La longue-vue (en francés), La trilogía equinoccial y Penélope y el gato. Es profesor de español y coordina, para la editorial madrileña SGEL, una colección de literatura hispanoamericana orientada a los alumnos que aprenden español como lengua extranjera. Colaboró en la escritura del guión de Cuando me toque a mí (2008), adaptación al cine de De que nada se sabe, dirigida por Víctor Arregui.

1 comentario: